Testimonios


[show_testimonials]

3 comentarios en “Testimonios”

  1. Hola Eduardo, gusto de saludarte:

    Sabes que soy de Chile y después de innumerables cosas de todo tipo que me llegan por Internet, por fin encuentro algo que realmente me interesa y lo necesito ¿Cómo construirse uno su propio Blog y Sitio Web? pero no sólo eso, sino que de forma eficaz y profesional.
    Sé que eres de los antiguos en esto del Internet y similares; y aunque yo no me había dado el escaso tiempo que tengo para ésto, estimo que esta vez SI que valdría la pena sacrificar un tiempo para capacitarme en este tema y así tener por primera vez mi propio Blog y Sitio Web.
    Pero yendo ahora al punto que debo plantearte. Se trata de las famosas y mentadas formas de pago, a través de las tarjetas de crédito, «impuestas» indirectamente por los Bancos en su origen, desde hace ya muchos años (dado que por este negociado mundial se estima que ganan subrepticiamente ¡¡millones de dolares por minuto!! a costa de millones de personas endeudadas cada día más por este tema en cada país).
    Vale decir, quiero plantearte el tema de las formas de pago en Internet, pensando en que la mayoría de las personas, aquí en Latinoamérica por lo menos, NO usamos tarjetas de crédito y mucho menos aun ¡¡internacionales!!; unos porque al pagar casi todo al contado, No necesitamos pedir plata prestada a los Bancos usando tarjetas de crédito para enriquecerlos gratuitamente a ellos por intereses, comisiones, cargos y un sin número de cosas que inventan a costa de nuestro dinero que SI fue ganado con esfuerzo; y otros porque, aunque si necesitan dinero prestado, los Bancos los han considerado demasiado «pobres» (y por lo tanto «presas» demasiadas «flacas» e inseguras para ellos) para acceder a una cuenta corriente y/o tarjeta de crédito.
    Pienso que en el mundo globalizado de hoy, con tanta tecnología a nuestra disposición, es absurdo que todavía sigamos dejándonos embaucar por el «truquito» de las tarjetas de crédito (con seguridad una de las mayores fuentes de ingreso de los Bancos y entidades similares en el mundo) como casi el único medio de hacer transacciones comerciales a través del Internet (y PayPal es lo mismo porque también te pide tarjeta para todo). Las tarjetas de crédito siempre serán sinónimo de deudas, y crecientemente exponenciales con el tiempo si las personas se atrasan en algunos pagos, como casi siempre sucede.
    El día que yo tenga mi propio Portal en Internet, NO voy yo mismo a acotarme absurdamente mi cartera de potenciales clientes a solo un 20% o 30% del total en el mundo por darle el gusto a los Bancos y entidades similares, restringiendo la forma de pago de todas las personas sólo a través de estas famosas e inseguras tarjetas (hoy en día cada vez más clonadas por lo demás). Sería muy estúpido de mi parte perderme de toda esa inmensa mayoría de personas en el mundo que queriendo y teniendo el dinero, ¡¡por disponer ellos de instrumentos de pago distintos a los que yo les estoy ofreciendo, NO me puedan comprar determinado producto o servicio!!
    Hoy en día la tecnología nos permite acceder a formas de pago muy novedosas, seguras y accesibles a ricos y pobres como son por ejemplo los códigos QR o similares (como los que aparecen en los productos que compramos en el supermercado), los cuales pueden identificarse perfectamente a través de un impreso e incluso una pantalla.
    Personalmente hasta ahora he hecho la inmensa mayoría de mis compras por Internet a través de Money Gram y nunca he tenido problemas (Western Union, por lo menos en Chile, es 4 veces en promedio más caro que Money Gram). Pero en una ocasión, una empresa me envió por la Web uno de estos códigos computacionales en forma de barra que contenía precisamente toda la información del servicio que en este caso yo estaba adquiriendo o comprando a dicha entidad. Y solo tuve que imprimir la hoja y recortar esa parte para luego llevarla a un centro de pago que la identificó y le pagué a ellos directamente al contado mi compra de un servicio a una entidad extranjera.
    Además existen otras formas de pago como depósitos o transferencias bancarias entre otras.
    En sintesis Eduardo, creo que lo lógico, lo importante y lo medular es que la Empresa o persona que vende debe adaptarse a las posibilidades de instrumentos de pago del Cliente que desea comprar (recordar además la premisa y su significado de que «el cliente siempre tiene la razón») y No el Cliente tener que supeditarse a determinadas imposiciones de instrumentos de pago de la empresa o persona que vende.
    En esto yo no transaré jamás, ni como vendedor, porque me estaría perdiendo estúpidamente de ganar muchísimo más dinero (y por un sentido de humanidad también), ni como comprador (antes que se inventarán estas tarjetas de crédito, las empresas aceptaban los pagos con cualquier tipo de medio).

    Finalmente, en el convencimiento que aunque no puedas acceder al día de hoy a otras formas de pago en tus «Cursos», mi larga carta SI te servirá al menos para refleccionar y eventualmente hacer algunos cambios a futuro para no coartar la compra de tus productos o servicios a nadie por NO tener el medio instrumental para hacer efectiva dicha compra, te desea lo mejor y saluda muy cordialmente,

    Juan Miguel Varas
    Ingeniero en Sonido
    Networker (o proyecto de…)
    Chile.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba